Heces negras y sus principales causas que debes de saber

Normalmente las heces oscuras o heces negras se relacionan con la apariencia de sangre digerida, esto puede significar un importante signo de sangrado a comienzos del sistema de digestión; problema que puede ser provocado por ciertas aplicaciones como várices esofágicas o úlceras.

De igual manera, la popo negra u oscura puede generarse en ocasiones más comunes, relacionadas con la ingestión de alimentos o suplementos ricos en hierro, incluso el consumo de ciertos medicamentos. Veamos las causas de las heces negras.

Heces negras, oscuras y gases

Heces oscuras y gases

Una alimentación con alta cantidad de hierro, como por ejemplo las carnes rojas, granos o consumo de remolacha; incrementa en nuestro organismo los niveles de hierro. Además, si el intestino no tiene la capacidad para absorber el hierro, el mismo es eliminado por medio de las heces negras.

De igual manera, las excreciones con dicha coloración debido al exceso de hierro por lo general el color no es fétido.

Ciertos problemas en el sistema digestivo pueden ocasionar melenas, llamadas de esta forma las heces de un olor fuerte, consistencia pastosa y tonalidad oscura.

Generalmente, el sangrado es provocado por várices esofágicas o úlceras en el estómago y en algunos casos signos graves relacionados con el cáncer de estómago, por lo que hay que tener muy claro que nuestras deposiciones negras tienen una causa.

De comprobar que existe presencia de sangre, lo mejor es acudir a un gastroenterólogo para que efectúe pruebas de endoscopia y colonoscopia, entonces haga un diagnóstico del problema y surgiera el tratamiento apropiado.

Si además existe mucho gas, es posible que exista una gran cantidad de bacterias putrefactivas, esto puede significar una digestión inapropiada producto de los nervios, el estrés, alimentación distinta, alimentarse de forma acelerada, mala posición al comer, ropa demasiado ajustada.

A su vez, el exceso de gases se relaciona con el elevado consumo de azúcares, alimentos fritos y procesados.

Para descartar cualquier problema de salud, lo mejor es evitar consumir de forma excesiva alimentos con importantes cantidades de hierro y verificar una tonalidad más clara en estas.

Relacionado