Hemorroides en el embarazo. ¿Son normales? ¿Debo de preocuparme?

Es muy común tener hemorroides en el embarazo, sobre todo en el tercer trimestre pero esto no quiere decir que no exista un tratamiento natural, obviamente cuando digo natural es natural, sin químicos ni pastillas, obviamente.

Sabiendo esto, debo aclararte que si tus hemorroides son sangrantes en un exceso alto y sobre todo si también duelen, debes de consultar al médico.

Este post es únicamente orientativo, no es peligroso tener hemorroides en el embarazo, es decir… al bebe no le afecta, pero si puede ser doloroso e incomodo para la mujer que las padezca.

Es decir, más doloroso que si no se está embarazada, ¿Por qué? Sencillo, por que al estar embarazada la mujer hace más esfuerzo físico, a su vez tiene más peso y si además le sumas el tener hemorroides exteriores e internas… ¡El dolor puede ser insoportable!

Seguramente esas hemorroides son por que sufres de estreñimiento o también por que tu bebé al estar en crecimiento presiona las venas grandes que hay detrás de tu útero.

Por regla general, este tipo de hemorroides en mujeres embarazadas desaparecen al poco tiempo de nacer el bebe, así que tranquilidad, ya sea con cremas naturales para hemorroides y también con remedios caseros para almorranas podrás sin duda alguna poder eliminarlas desde tu casa y sin complicaciones.

Consejos para las hemorroides en el embarazo

A pesar de que es normal que tengas almorranas durante el embarazo, debes de saber que hay unos cuidados mínimos o remedios para las hemorroides que pueden facilitarte la vida.

  • No estés mucho tiempo sentada en una misma postura: Es recomendable que cada hora te levantes y te muevas unos minutos ya que esto ayudará a que la sangre corra y sobre todo a que ni tengas hemorroides y si las tienes estas no vayan a peor.
  • Previene el estreñimiento: Debes de ingerir una dieta rica en fibra esto incluye alimentos integrales , las recetas con arroz integral van genial al igual que las frutas y verduras, contra más verde mejor.
    Esta es otra imprescindible medida tanto para evitar tener almorranas durante el embarazo como para saber tratarlas una vez se tengan.
  • Bebe agua abundante: El agua facilita la digestión, así como el grosor de tus heces, créeme, te convienen que tus heces sean blandas.
  • Haz ejercicio cada día: Con media hora es más que suficiente, el ejercicio es recomendable para el embarazo, pero si tienes hemorroides aún tiene más importancia.
    Además que también sirve para prevenir tener hemorroides o que estás empeoren.

Trata la irritación

Es normal que tengas el ano irritado, para ello debes de darle baños con agua tibia mínimo 3 veces al día, también es recomendable que uses hielo o compresa fría durante 15 minutos cada día, esto ayudará a que se te rebaje el hinchazón y sobre todo logres que la molestia se reduzca.

Por último, debes de usar toallitas para bebe, húmedas y sin alcohol, debes de limpiarte con suaves golpes. Evita el papel higiénico seco,este solo hará que dañar tus hemorroides y provocar sangre, entre otros problemas que mejor no experimentes.