¿Son normales las heces con moco? ¡Conoce por que pasa!

No debe ser una preocupación encontrar un poco de mucosidad en la materia fecal. Esto se debe a que generalmente dentro de las heces existe cierta cantidad de moco, ya que los intestinos generan esta sustancia gelatinosa, fundamental para conservar el tapiz del colon lubricado y húmedo, por lo que en un principio, las heces con moco no deben de preocuparte.

Pero, en los casos donde la mucosidad es excesiva, es necesario consultar de inmediato a un médico. Principalmente si se observan heces con moco blanco es bastante frecuente, incluso, heces con moco y sangre.

Algunas infecciones en el intestino en ocasiones pueden producir altas cantidades de moco en las deposiciones, en cuadros de diarrea.

Si este problema se presenta con algún dolor abdominal, esto puede significar una señal de algún problema mayor, como por ejemplo colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn y hasta cáncer.

Casos donde la mucosidad en heces es un riesgo para un niño

mucosidad en heces es un riesgo para un niño

Aunque en la mayoría de casos el moco en las deposiciones o heces de niños, no representa un cuadro de riesgo. Existe la posibilidad de que ocurra un aumento de la mucosidad relacionado con los siguientes síntomas:

  • Dolor en el abdomen bastante intenso.

  • Heces con pus o sangrado.

  • Diarrea constante o inflamación abdominal excesiva.

Lo más recomendable cuando se presentan esta clase de síntomas, es acudir al gastroenterólogo u hospital, ya que dicha sintomatología puede estar asociada a enfermedades como colitis ulcerativa, gastroenteritis viral, entre otros. Aunque el aumento de moco puede ser más resaltante cuando está constipado o tiene diarrea.

El médico será el indicado para el tratamiento, el cual dependerá de la dolencia que está ocasionando popo con moco. Pero podría requerir lo siguiente: intervención quirúrgica, medicamento, buena alimentación.

Antes de ingerir cualquier fármaco, lo mejor es consultar al especialista, principalmente si el niño está en período de lactancia o si está bajo otro tratamiento médico.

Deja un comentario